Lentes de contacto cosméticas

lentillas-de-color-problemas

En los últimos tiempos, los lentillas de color comprados han anegado el mercado a lo largo de la temporada de Halloween y se venden frecuentemente en centros comerciales, tiendas de belleza y sobre todo por medio de internet.

Mas la Asociación de Optometría de Illinois, la vicegobernadora de Illinois Evelyn Sanguinetti y el Departamento de Illinois de Regulación Financiera y Profesional (IDFPR) han alertado a la comunidad Hispana de que utilizar lentillas de color adquiridos de cualquiera que no sea un farmacéutico o bien profesional de la vista con licencia es exageradamente peligroso.

“La vista es algo tan frágil y no podemos tomar peligros. Como afirmamos en nuestros países, ‘más vale prevenir que curar’”, afirmó Sanguinetti en una conferencia desde la tienda de disfraces de Halloween Fantasy Costumes en la ciudad de Chicago.

“Recuerdo haber leído un artículo por ahí hace ya un tiempo sobre una joven de solo diecisiete años de edad quien perdió su vista del ojo derecho tras haberse puesto unos lentillas sin receta médica para disfrazarse de zombie. Leí este artículo y quedé choqueada. Como madre de 3 hijos no me puedo imaginar que haría yo si uno de mis hijos les sucediera algo tan terrible”, afirmó Sanguinetti.

Estos lentes productos cosméticos se hacen de manera frecuente en el extranjero en instalaciones no aprobadas por la Agencia Federal de Comestibles y Fármacos (FDA) con materiales que pueden ser tóxicos o bien peligrosos. Sin anterior examen conveniente y apropiado, el empleo de lentillas de color puede ocasionar daños en el ojo, incluyendo ceguera.

“Los lentillas ornamentales aumentan en popularidad de año en año en la temporada de Halloween como un accesorio de tendencia o bien de disfraz”, afirmó Bryan Schneider, secretario de IDFPR. “Como reguladores, es esencial que recordemos a los usuarios de los riesgos de infección que pueden causar… lentillas de color que pueden estar hechos de materiales potencialmente peligrosos”.

IDFPR provee licencias a más o menos a dos con trescientos optometristas y a cientos y cientos de oculistas en Illinois. Muchos han reportado ver pacientes que han sufrido de infecciones o bien rasguños de la córnea ocasionados por el empleo de este género de lentillas.

Además de esto, bacterias se amontonan en el ojo muy de forma rápida y pueden ocasionar infecciones. De no ser contenidas a tiempo, ciertos géneros de bacterias pueden ocasionar cicatrices permanentes. Y si bien la infección puede verse como conjuntivitis, una enfermedad ocular simple de tratar, estos lentillas pueden provocar úlceras en los ojos que requieren fuerte tratamiento antibiótico. Si se dejan sin tratamiento, las úlceras pueden ocasionar perdida de la vista irreversible parcial o bien total.

“Aunque existen muchas preocupaciones, el peligro de infección es una de la más grandes”, afirmó la doctora Christine Allison, presidente de la Asociación de Optometría de Illinois. “Infecciones bacterianas leves o bien graves pueden destruír el ojo, resultando en ramificaciones muy importantes”. Allison le recuerda a los progenitores que “todos los lentillas se consideran un dispositivo médico y han de ser recetados por su optometrista”.

Debido a que el peligro para la salud es esencial y a que la mayor parte de los clientes del servicio que procuran lentillas productos cosméticos son adolescentes y adultos jóvenes, IDFPR se ha unido a la Junta de Educación de Illinois y al Departamento de Salud Pública para alertar a estudiantes, maestros, administradores y profesionales de la salud.

La venta de lentillas a los usuarios sin una receta válida se considera una práctica no autorizada de la optometría y es sosten a órdenes de cesar y renunciar y multas civiles de hasta dólares americanos 10,000. Se solicita a los residentes de Illinois avisar a las autoridades estatales si ven ese género de lentillas en venta en locales que no requieren para su venta de una receta de un profesional diplomado en cuidado de la vista.