¿Cómo elegir las gafas de vista?

gafas-de-vista

Los adultos habituados a llevar lentes tienen aproximadamente claro qué les favorece y qué no, o bien qué precisan o bien no en el momento de comprarse unas monturas. No obstante, cuando es el turno de los más pequeños de la casa precisamos tener en consideración ciertas recomendaciones para seleccionar las convenientes, especialmente cuando es la primera vez que adquieren unas.

Desde Trioptica, marca de España de lentes graduadas con distribución cien por ciento on-line, terminan de lanzar su línea para pequeños “fruto de la solicitud de muchos de nuestros clientes del servicio que desean unas lentes bonitas mas asimismo accesibles para sus hijos, sobrinos o bien nietos”, explica Emilio Capela, su creador.

En el caso de los pequeños, la necesidad de renovar las lentes es más elevada, pues están en edad de desarrollo y su graduación cambia más de manera rápida, de ahí la demanda que explican desde Trioptica frente a la necesidad de abaratar costos en las familias. También aconsejan tener en consideración estos consejos en el momento de escoger las lentes adecuadas:
1. A la moda

Si bien parezca un requisito poco esencial, sobre todo, en los pequeños que adquieren lentes por vez primera es fundamental que se sientan bien con ellas, que se vean a la moda y que no vean las lentes como un oponente. En un caso así, el factor sicológico juega un papel fundamental y hay que saberlo administrar. En general, los pequeños acostumbran a sentirse más cómodos con lentes cuando se les deja escoger sus montura, por este motivo, servicios como Trioptica dejan “elegir entre cuatro monturas sin compromiso alguno de adquiere, de esta manera, dejamos que el pequeño escoja con calma desde casa y sin presión de ningún vendedor la montura con la que se sienta más cómodo”, explica Capela.
dos. Material de la montura

Pensamos que la silicona es lo mejor para las monturas de los más pequeños por el hecho de que es más flexible y evita las rupturas. En pequeños mayores de 5 años, Trioptica aconseja las monturas de acetato, pues disimulan mejor el grosor de la lente y acostumbran a ser más bastante difíciles de romper que las monturas metálicas o bien de plástico inyectado.
tres. Comodidad

Es uno de los requisitos más esenciales para los pequeños, las lentes han de ser cómodas y lo menos recias posibles a fin de que no les suponga una molestia llevarlas. Por esta razón aconsejan que tanto las varillas como las terminales, una parte de la gafa que rodea la oreja, sean flexibles y graduables. En las varillas es conveniente que utilice bisagra con muelle a fin de que no se rompan al ponerse y quitarse. “Nosotros aconsejamos poner “stoppers” en las patillas, que abrazan la oreja del pequeño y hacen que las lentes no se caigan, en vez de la habitual cinta que les pasa tras la cabeza que puede resultar más incómoda”¸ explica Emilio.
cuatro. De repuesto

Reanudando el punto precedente y conscientes de que los pequeños son menos cautelosos con las lentes es muy aconsejable tener dos lentes por seguridad. En el caso de los pequeños que precisan lentes de manera permanente, no es conveniente contar con solamente dos lentes por el hecho de que pueden romperse jugando o bien efectuando cualquier actividad, “si a nuestro hijo se le rompen los zapatos le ponemos otros enseguida, la idea con las lentes es poder hacer lo mismo y no tener que llevar al pequeño con las lentes pegadas con celo hasta el momento en que se haga unas nuevas” asevera Capela y agrega “gracias a nuestros servicio en línea en todo España podemos acrecentar las ventas y abaratar costos. Haciendo más accesibles las lentes a fin de que puedan tener unas de recambio”.
cinco. Graduación

La graduación de los pequeños cambia con mucha frecuencia, de ahí que es relevante que tengan unas lentes acordes a su graduación en el instante y que se examinen la vista habitualmente (idealmente de año en año o bien toda vez que el pequeño afirme no ver bien). Asista al oculista o bien a su óptica y asegúrese de que su hijo lleva las lentes bien graduadas. Asimismo es esencial que las lentes sean bisealdas y montadas por profesionales, para asegurar su adecuado montaje. En el caso de Trioptica trabajan con un laboratorio óptico con ópticos-optometristas titulados y agremiados a fin de que sus lentes estén montadas con las máximas garantías.